Capítulo 10: Lo que aprendimos sobre la Bolsa de Valores

Capítulo 10 Lo que aprendimos sobre la Bolsa de Valores stock exchange Luis Doporto Alejandre abogado CEO PR1ME Capital

Por: Ximena Peinado

Capítulo final

Sólo pueden pasar cosas buenas si vuelves pública en la bolsa de valores a tu empresa. Aumenta su valor, fortalece su estructura financiera, se le otorga reconocimiento financiero y estándares de calidad.

Además, flexibiliza sus finanzas, mejora su imagen, se vuelve más atractiva nacional e internacionalmente, se optimizan los costos y se incrementan los márgenes de utilidad, entre otros beneficios.

La lista podría seguir, pero lo más importante es que hemos captado tu atención para un bien mayor de tu empresa. No obstante, es mejor que comencemos desde el inicio.

La Bolsa de Valores, el centro en el cual las empresas pueden poner en venta sus acciones, satisface tres grandes intereses en la sociedad por sus diferentes posibilidades de inversión:

  • Del Estado
  • Los ahorradores
  • Las empresas.

Adicional a las acciones, las Bolsas de Valores también ofrece divisas, deuda, derivados y el mercado de materias primas.

Orígenes de la Bolsa de Valores

La idea de la bolsa de valores se originó en el hospedaje de la familia Van Der Buërse en Brujas, Bélgica durante el siglo 14.

Este establecimiento estaba frente a la plaza que se convirtió en el principal centro comercial de la ciudad. Por esta razón, durante el siglo XIII este edificio fue la sede de muchos encuentros mercantiles, y los mismos ciudadanos comenzaron a denominar como “Bürse” a la actividad económica que se realizaba dentro de esa casa.

Fue así que esta palabra prosperó en otros lugares para designar a los centros de transacciones de valores. Sin embargo, oficialmente, la primera bolsa de valores se creó en 1602 en el mismo país por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales.

Capítulo 10 Lo que aprendimos sobre la Bolsa de Valores Luis Doporto Abogado asesor financiero CEO PR1ME Capital PR1ME Capital Capítulo 10: Lo que aprendimos sobre la Bolsa de Valores
Matej Kastelic

Los temas de nuestra serie sobre el mercado de valores que no puedes olvidar

En el mundo hay 60 bolsas que son las que más destacan. Éstas varían en su tamaño, volumen de operativa y capitalización bursátil.

Para todos los países por igual, el mercado bursátil es benéfico y afortunadamente los métodos de inversión nunca habían estado tan accesibles como ahora.

La accesibilidad ha provocado que las naciones cuenten con un fuerte mecanismo de inversión para obtener recursos nacionales e internacionales.

Y, con el tiempo, esta acción genera empleos y con ellos, el desarrollo de dichas empresas. Comparado con el resto de los países, en México el mercado es pequeño.

Según el INEGI, en México hay 5 millones 53 mil 130 negocios y empresas. De las cuales sólo 146 están listadas en la bolsa o participan en ella con deudas o acciones. De las bolsas más reconocidas e importantes se encuentran; La Bolsa de Nueva York, la de Londres, Hong Kong, Toronto, Fráncfort, Nasdaq y Euronext.

Estos centros sólo comprenden una fracción del sistema financiero en México siendo las dos bolsas más importantes en el país la BIVA y la Bolsa Mexicana de Valores.

Tanto el resto del sistema financiero mexicano, como las bolsas, están regidas por autoridades como la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, La Comisión Nacional Bancaria y de Valores, la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, entre otros.

De la misma forma, hay tres asociaciones que también conforman al panorama financiero mexicano: SIF-ICAP, la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB) y la Asociación de Bancos de México.

En México, para poder listar tu empresa en bolsa el proceso es complejo, sin embargo se ha probado durante la serie que es un proceso beneficioso.

Requisitos para listar tu empresa

Entre los requisitos, se tienen que encontrar en el historial de operaciones de los últimos tres años:

  • Un capital contable por encima de los 20 millones de udis
  • Una utilidad promedio positiva en los últimos 3 años.
  • Acciones a vender que representen el 15% del capital
  • Contar con al menos 10 millones de títulos para la IPO
  • 200 accionistas.

Ya teniendo las características esenciales, el siguiente paso consiste en preparar a la empresa en Gobierno Corporativo para regular las relaciones entre los accionistas y la empresa.

También es necesario contar con el apoyo de una casa de bolsa que suscriba el convenio de colocación con la emisora y analice la documentación e información relativa al negocio.

A la par se encuentra la calificación que se le otorga a tu empresa por ser capaz de cumplir con sus obligaciones financieras; éstas son realizadas por las Calificadoras de Valores.

Al contar con todo lo anterior, el siguiente paso en presentar una solicitud de inscripción emitidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

A continuación, se da la promoción y venta de los valores al público inversionista clave, para que así pueda comenzar a venderse de manera formal en la etapa de marketing.

En la etapa final, se mercadea la acción y se construye un libro de demanda: se llega al precio final y se coloca en la bolsa.

Sé un experto en la Bolsa Mexicana de Valores

La Bolsa Mexicana de Valores cuenta con cinco diferentes instrumentos eficaces que varían dependiendo de a dónde se destinará el dinero que se llegue a recolectar con las acciones, o bien, la oferta pública que se colocará en la bolsa. Estas son: la deuda a corto plazo, la deuda a largo plazo, las acciones, las Fibras y el Mercado de Capital de Desarrollo.

Es importante que tanto los accionistas como las empresas conozcan sus derechos y obligaciones en la bolsa de valores. Éstos están previstos en la Ley del Mercado de Valores, compuesta por 413 artículos que engloban todos los temas relevantes a la bolsa.

Adicional a esta serie de lineamientos, la Comisión Nacional Bancaria de Valores cuenta con unas disposiciones generales a las emisoras de valores y a los otros participantes del mercado de valores.

Aunque sabemos de casos fallidos como el de Pets.com, Readers Digest, Dell y Jc Penney; llegamos a la conclusión de que el fracaso de dichas empresas se dio por poca planeación, acciones impulsivas y la venta de falsas expectativas sobre tu empresa.

Contrario a estos fracasos, sobresalen así los casos de éxito, de los cuales tu empresa podría ser la siguiente. Se tienen que seguir los pasos de quienes llegaron al camino correcto y aprender de la experiencia de José Cuervo, Palacio de Hierro, Google o Amazon, las cuales pudieron expandirse y crecer por medio de un correcto manejo de sus acciones.

En esta serie has aprendido todo sobre las bolsas: desde su origen, hasta su manejo y situación actual en el mundo.

Ahora cuentas con todos los conocimientos necesarios para dominar el mercado bursátil y así poder aprovecharte de los grandes beneficios que te esperan si sabes aplicar todo lo que has aprendido con nosotros en Pr1me Capital.

Mantente al pendiente de nuestra página, ya que estaremos sacando más series financieras interesantes y didácticas para ti.

238


A %d blogueros les gusta esto: